Dietas depurativas

Las dietas depurativas son las que todos buscamos hacer después de fechas como Navidades o Veranos, son las que necesitamos porque nuestro cuerpo se siente saturado de comilones extras y platos que no estamos acostumbrados a comer, pero debemos tener cuidado con las dietas que dicen que son depurativas pero realmente son dietas estrictas y de ayuno, depurar el organismo no significa no comer sino utilizar alimentos que nos ayudan a eliminar las toxinas que hemos acumulado de más. Estas toxinas se acumulan en el cuerpo porque comemos más de lo que necesitamos y no lo quemamos, una dieta depurativa equilibrada nos ayuda a eliminar estas toxinas y actúa contra los radicales libres, pero ¿qué son los radicales libres?

Los radicales libres son moléculas que perdieron un electrón y al intentar cogerlo de otra molécula crean inestabilidad, los antioxidantes se producen a través del metabolismo de los alimentos que tomamos, la respiración, el tabaco, el ejercicio, la polución... si atacan a las células de colágeno se forman las arrugas de la piel y si se agrupan y agrandan de forma anormal pueden generar los tumores.

Es bastante importante que nuestro cuerpo luche contra los radicales libre y para que esto suceda debemos llevar una vida sana e incluir en nuestra alimentación alimentos depurativos y antioxidantes, ¿cuáles son?

  • La fruta: rica en fibra, vitaminas y antioxidantes, ayudan a la digestión y el estreñimiento, ayudan contra la tensión y el colesterol (manzana, kiwi, piña, fresas...)
  • La verdura: ayudan a la diuresis, eliminación de líquidos, ricos en fibras, minerales y vitaminas, sobretodo B y C, mejoran la circulación y favorece la digestión, la alcachofa desintoxica el hígado y evita la retención de líquidos.
  • Cereal integral: alta fuente de fibra, absorbe las toxinas, ayuda a la digestión y el estreñimiento.
  • Carnes blancas y pescados: alto contenido en proteínas, ayuda a la eliminación de líquidos y toxinas.
  • Smoothies: son una forma sana y rica de comer frutas y verduras juntas, receta.

Para hacer una dieta depurativa, tenemos que evitar los azúcares refinados, las grasas saturadas y elegir mayor cantidad de verdura que proteínas a la hora de comer y cenar, tomar dos litros y agua y entre comidas elegir frutas antes que galletas o pan, el desayuno sería perfecto con algo de cereal o pan integral y zumo o infusiones.

Son pautas muy fáciles de seguir y aunque parezca que las dietas restrictivas y estrictas son más efectivas realmente es el cambio de hábitos lo que al final resulta efectivo y duradero, así que dejaros de dietas de ayuno o dietas que quitan alimentos y si necesitas depurar hazlo poco a poco y de forma sana.

Facebook

Twitter

SuperMami Bloguera

Soy una SuperMami Bloguera